Blogia
LOS VERDES DE TELDE

TALA SALVAJE EN TELDE

TALA SALVAJE EN TELDE FOTO: Onorio frente al tractor.
El Ayuntamiento taló ayer más de 30 árboles que estaban en la playa desde hace más de 30 años. Los vecinos, indignados, pararon los trabajos. El alcalde lo justifica por «inseguridad e higiene». El barrio organiza una colecta para replantar la zona

CANARIAS7 (19/03/05)

Una airada y espontánea movilización vecinal paralizó ayer la tala de parte de la masa forestal de pinos marinos o casuarinas de la playa de Melenara que estaban llevando a cabo los operarios de Parques y Jardines desde las seis de la mañana. Su intervención no impidió sin embargo que las máquinas segaran la vida de más de 30 árboles, entre tarajales y causarinas, que estaban en la zona Sur de la playa desde hace más de 30 años. El Seprona levantó acta y está averiguando si los tarajales, que están protegidos, eran silvestres. Si son urbanos, el Consistorio no infringe la ley.
Los vecinos se mostraron indignados ante lo que consideraron una «auténtica masacre». La gente hablaba de «crimen» y de «destrozo natural». Criticaron que se hiciera sin previo aviso y en horas casi de la madrugada. El alcalde, Francisco Valido, informó, recién llegado de la Península y amparándose en varios informes técnicos, de que la acción se justifica «por los problemas de iluminación, inseguridad e higiene» que originaba el bosquecillo.
n Concentración y cruces
La gente fue arremolinándose poco a poco conforme fue avanzando la mañana. La mayoría se topaba sorprendido con aquella estampa y acababa implicándose. Estuvieron en la zona hasta cerca del mediodía, hasta comprobar con sus propios ojos que no arrancaban un mato más y se iban. Acudieron la Policía Nacional y la Local, pero la protesta, aunque muy tensa, fue pacífica.
Fue un ecologista, Honorio Galindo, quien se vino en bicicleta desde su casa en Jinámar y se plantó delante de la pala del tractor para evitar que siguiese operando. Los vecinos, que ya estaban hace rato concentrados, bajaron también a la arena con la idea de parar los trabajos. Su acción fue efectiva e impidieron al menos que arrancaran los árboles más próximos al mar. Estaban ya talados, pero pueden rebrotar.
Leonardo Martín, presidente del colectivo del barrio (Meclasa), denunció que la Policía Local se negase a levantar acta de lo sucedido y que no se le mostrara el permiso para la obra. Convocó una concentración para ayer por la tarde y una plantación de cruces. Además, el barrio ha organizado una colecta para comprar más pinos y reforestar la zona
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres